Los problemas con la electricidad

Versión para impresión

Informe elaborado por APC

Existen dos realidades desafortunadas en la historia de la electrónica; la red pública simplemente no puede proveer una fuente de energía limpia y uniforme para la electrónica sensible, y el cliente tiene que responsabilizarse del estado y el funcionamiento seguro de sus equipos.

Un estudio realizado por IBM ha demostrado que un sistema normal está sujeto a más de 120 problemas de suministro al mes. Los efectos de problemas de energía eléctrica oscilan desde los más sutiles (bloqueo del teclado y degradación del hardware) a los más dramáticos (la pérdida completa de los datos o las placas principales quemadas). Según una encuesta realizada por el Yankee Group, prácticamente la mitad de las empresas encuestadas calcularon los costes del tiempo de inactividad del sistema en más de 1.000 dólares por hora y un nueve por ciento afirmó que dichos costes podrían llegar a más de 50.000 dólares por hora. 

No cabe duda que las empresas dependen cada vez más de una fuente de alimentación a la que se exige más que sus recursos y su capacidad. A pesar de los adelantos en las capacidades de ordenadores personales, basta con un corte de luz momentáneo para perder todos los datos. 

Más peligrosa aún es la pérdida de archivos escritos en disco anteriormente, o incluso la pérdida de todo el disco duro, lo cual podría ocurrir en el caso de producirse un problema de energía eléctrica mientras su sistema está guardando un archivo. Los servidores de archivos de red que escriben en disco de forma continua son particularmente susceptibles. 

Desafortunadamente la situación no tiene perspectivas de mejora en un futuro cercano. Se requiere aproximadamente una década para poner en funcionamiento una central eléctrica desde el inicio de su construcción. La preocupación sobre los problemas con la energía nuclear y los combustibles fósiles han disminuido la construcción de nuevas centrales generadoras. 

En los Estados Unidos, por ejemplo, las inversiones públicas en los servicios eléctricos ha bajado del 2,3% del Producto Nacional Bruto en 1960 a menos del 1% en la actualidad. En ciertas áreas de Europa el tema de la capacidad eléctrica es aún más grave, ya que las plantas nucleares que han suministrado electricidad están cerradas por cuestiones relacionadas con la seguridad y la modernización. 

Se ha dicho que existen dos tipos de usuarios de sistemas: los que han perdido datos debido a un problema con el suministro eléctrico y los que van a perderlos. Durante los últimos años, hemos contribuido en la creación de una nueva clase: los que han reconocido la necesidad de contar con una protección y han tomado medidas para asegurarse que están preparados para lo inevitable. 

Los problemas en el suministro eléctrico constituyen la causa principal de la pérdida de datos. 

 

Estadística que cuantifica el coste de la caída de los sistemas:

 

Fallos del suministro eléctrico/sobretensión 45,3%
Daños por tormentas 9,4%
Incendio o explosión 8,2%
Error de hardware/software 8,2%
Daños por inundación o agua 6,7%
Temblores de tierra 5,5%
Interrupción en el suministro eléctrico de la red 4,5%
Error humano/sabotaje 3,2%
Fallo en el sistema de aire acondicionado 2,3%
Otros 6,7%

 

 

ESTRUCTURA DE UNA PERTURBACIÓN DEL SUMINISTRO ELÉCTRICO

Sobretensiones, picos, cortes y caídas de tensión. ¿Qué es lo que sucede realmente con su equipo cuando se produce una anomalía en el suministro eléctrico "fuera de los límites"? Utilicemos como ejemplo los efectos de un relámpago que se produce en las proximidades, aunque sea solamente uno de los innumerables problemas que pueden afectar. Un relámpago afecta a un transformador cercano. Si la sobretensión es lo suficientemente potente, se transmite instantáneamente por las líneas eléctricas, las redes, las líneas en serie y telefónicas, además de otros sistemas de cableado, con la potencia eléctrica equivalente a la de un maremoto. 

La sobretensión se introduce en el sistema por medio de las tomas de corriente y las líneas telefónicas. La primera víctima suele ser el módem o la placa principal. Los microprocesadores o chips son los siguientes, lo cual provoca la pérdida de datos. 

La compañía de servicios afectada se defiende de las sobretensiones desconectando sus redes, lo cual produce caídas de tensión y cortes. Si la tensión baja lo suficiente, o se corta completamente, el disco duro puede fallar, destruyendo todos los datos almacenados. En todos los casos, el trabajo en curso almacenado en el caché se pierde instantáneamente. En el peor de los casos, puede afectar a la protección de la contraseña del disco duro, o dañar la tabla de asignación de archivos (FAT), lo que deja el disco duro inutilizable. 

  

CAÍDAS DE TENSIÓN: Los sags o caídas de tensión son breves disminuciones en los niveles de voltaje. Este es el problema de suministro eléctrico más común, que representa un 87% de todas las alteraciones en el suministro eléctrico, de acuerdo con un estudio realizado por los Laboratorios Bell. 

CAUSAS - Normalmente causadas por las exigencias de arranque de muchos aparatos eléctricos (incluyendo motores, compresores, ascensores, máquinas herramienta, etc.), las caídas indican también que el sistema de distribución está manejando altos consumos de energía. En un procedimiento conocido como "caídas de tensión en cadena", las centrales eléctricas disminuyen sistemáticamente los niveles de voltaje en ciertas áreas durante horas o días en un momento dado. En los calurosos días de verano, cuando los sistemas de aire acondicionado alcanzan los niveles de consumo más altos, se llevan a cabo las necesarias caídas de tensión en cadena. 

EFECTOS - Un caída puede impedir que un equipo reciba la energía necesaria para funcionar correctamente, causar el bloqueo de teclados e inesperadas caídas de sistemas y provocar la pérdida o daño de datos. Los sags o caídas también reducen la eficiencia y vida útil de los equipos eléctricos, en particular de los motores eléctricos. 

 

CORTE DE LUZ: Pérdida total del suministro eléctrico. 

CAUSAS - La excesiva demanda en la red eléctrica, tormentas eléctricas, hielo en las líneas de alta tensión, accidentes de tráfico, excavadoras, terremotos, etc 

EFECTOS - Pérdida del trabajo que se está realizando en la memoria RAM o caché, posible pérdida de la tabla de localización de archivos en el disco duro (FAT), que da como resultado la pérdida total de los datos almacenados en el disco. 

 

PICO: También conocido como "impulso", un pico es un aumento repentino y sustancial del voltaje. Con una fuerza comparable a la de un maremoto, un pico puede ingresar en un equipo electrónico a través de las redes de corriente alterna, las líneas de cableado en serie o telefónicas de la red y dañar o destruir por completo los componentes. 

CAUSAS - Generalmente causados por relámpago que se produce en una zona próxima, los picos también pueden producirse cuando se restaura el suministro eléctrico después de haber sido interrumpido durante una tormenta o como resultado de un accidente de tráfico. 

EFECTOS - Daño grave en el hardware. Pérdida de datos. 

 

SOBRETENSIÓN: Un breve aumento en el voltaje, que generalmente dura un mínimo de 1/120 de segundo. 

CAUSAS - Motores eléctricos que requieren un gran suministro eléctrico, por ejemplo los aparatos de aire acondicionado, así como toda clase de aparatos electrodomésticos, en zonas cercanas. Cuando se desconecta este equipo, el voltaje adicional se disipa a través de la red eléctrica. 

EFECTOS - Las equipos y otros dispositivos electrónicos similares están diseñados para recibir electricidad dentro de unos determinados parámetros de voltaje. Todo aquello que no esté comprendido entre el pico esperado y los niveles RMS (considerados como voltaje "promedio") ejercerá una tensión sobre los componentes delicados y provocará un fallo prematuro. 

 

RUIDO ELÉCTRICO: Más técnicamente conocido como Interferencia Electromagnética (EMI) e Interferencia de Frecuencia de Radio (RFI), el ruido eléctrico altera la onda sinusoidal uniforme que se espera del servicio eléctrico público. 

CAUSAS - El ruido eléctrico es causado por muchos factores y fenómenos, incluso relámpagos, cambio de carga, generadores, emisores de radio y equipos industriales. Puede ser intermitente o crónico. 

EFECTOS - El ruido produce interferencias y errores en los programas ejecutables y archivos de datos.